¿Que es una incubadora de empresas?

incumabora

Una incubadora de empresas es una organización creada para acelerar el nacimiento y crecimiento de proyectos de emprendedores dotándolos de los recursos y las ayudas necesarias, como pueden ser la disponibilidad de un espacio, coaching, acceso a redes de contacto…

Estas incubadoras suelen estar formadas por empresas privadas, que buscan sacar una rentabilidad por la ayuda prestada a estos proyectos. En otros casos son espacios creados por universidades con el fin de poder ayudar a jóvenes emprendedores para poder sacar adelante sus proyectos y ayudarlos económicamente durante los primeros años de vida.

Una incubadora es una pieza fundamental en aquellos casos donde la financiación, la estructuración de un plan de acción, y la falta de un espacio físico que disponga de todos los recursos necesarios, son un gran problema. Por todo esto se trata de una gran herramienta para poder impulsar el crecimiento de una pequeña empresa.

Se podría decir, que se trata de un programa de asesoramiento o mentoring, donde entidades y profesionales con más experiencia, tratan de guiar o dar formación en temas legales, administrativos, financieros…

Hay que decir que todo proyecto debe pasar por un proceso de aceptación que se divide en tres etapas:

Pre-incubación: donde se marca el plan de negocio y se estudia el mercado con el fin de mostrar la viabilidad del proyecto.

Incubación: etapa donde se da seguimiento al proceso, se marcan las estrategias y se mide si se van cumpliendo los objetivos marcados.

Post-incubación: donde se hace un seguimiento una vez el proyecto está rodando, con el fin de marcar oportunidades futuras.

Una startup puede lanzarse al mercado por cuenta propia, si dispone del capital necesario y tiene un plan de negocio realista y viable, y si dispones de la experiencia y los recursos necesarios. De lo contrario las incubadoras de negocios son una pieza fundamental para poder alcanzar el éxito ya que suponen una ayuda para asentar los cimientos de la empresa y minimizar riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *