¿Cuál es el futuro del “universo coworking”?

Group of Multiethnic Busy People Working in an Office

El fenómeno coworking está en pleno crecimiento, y las previsiones indican que seguirá así durante los próximos años. Es más, si la actual situación económica europea sigue tambaleándose, no es de extrañar que muchas pequeñas empresas opten por adaptarse a estas “espacio de trabajos colaborativos”

Además una encuesta realizada recientemente a numerosos coworkers muestra que:

  • El 70%  de los encuestados, indica que se siente mejor y con mejor salud trabajando en un coworking
  • El 68% de los encuestados dice que se concentra mejor trabajando desde un coworking
  • El 92% está satisfecho con su espacio de trabajo de su coworking
  • El 78% de los coworkers son menores de 40 años
  • El 60% dice estar más relajado al llegar a casa desde que trabaja en un coworking

 

Las personas que trabajan desde un coworking indican que son más creativas, que se concentran mejor y que completan las tareas a tiempo de forma más habitual.

Todo esto no hace más que corroborar que este tipo de economía colaborativa será, en menos de una década, un modelo de trabajo a tener en cuenta. El 40% del personal será freelancer o trabajador independiente en 2020 por lo que ofrecer un sitio de trabajo donde se puede trabajar por horas y además compartir “oficina” con personas con las mismas inquietudes, es un éxito asegurado.

Según un estudio de Emergent Research el número de espacios de coworking en todo el mundo aumentará hasta los 26.000 en 2020. Además se espera que el número de coworkings alcance la cifra de 3,8 millones, lo que supondrá un crecimiento en el número de miembros del 41%.

Cuando todo parecía enfocar a una desaceleración del boom de los coworkings, los datos y las previsiones para los próximos cinco años, nos indican totalmente lo contrario.

La flexibilidad horaria, la comodidad, el hecho de compartir experiencias las personas de tu entorno, las ganas por emprender, la colaboración, son algunas de las razones por las que una persona se declina por trabajar en un coworking.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *