Las dificultades de una startups para conseguir financiación

financiacion

Antes incluso de empezar a dar forma a un nuevo proyecto, tenemos que pensar en cómo vamos a recibir la financiación necesaria para poder desarrollarlo. En el caso de las startups es un tema bastante peliagudo, debido al reducido tamaño de una startup y a los pocos fondos que normalmente este tipo de negocios tienen al principio de su andadura.

Existen numerosas formas de financiación, y una startup debería investigar todas y cada una de ellas, para conseguir el mayor número de fondos para dar forma a su proyecto.

La financiación bancaria, es la más conocida, pero debido a la complicada situación económica puede ser la más complicada. Casi con toda seguridad recibirás un no por parte de las entidades bancarias, ya que para ellos eres un cliente con mucho riesgo y poca solvencia económica.

Otra alternativa es lo que se conoce como “las 3Fs (amigos, familiares y locos). Se trata de ir a “casa” a pedir ayuda de tu entorno más cercano. Ellos creerán en tu proyecto ciegamente, con lo que recibir financiación será una tarea sencilla. Eso sí, encárgate de devolverles el favor o podrías quedarte sin amigos.  

Las plataformas de crowdfunding se trata de una modalidad relativamente nueva de “financiación colectiva”. Se trata de recibir ayuda a base de donaciones a través de una web donde presentas tu proyecto. Es una tendencia con buena aceptación dentro de las startups, y para muchas de ellas es su principal fuente de capital, Plataformas como Lanzanos es una muy buena forma para que tu proyecto tenga más visibilidad.

Los business angels o inversores privados deciden colaborar a cambio de un porcentaje de la empresa. Se trata de una modalidad, en la que tendrás que “vender” tu idea de forma directa con el inversor. Tus posibilidades de conseguir financiación de estos inversores pasa por presentarles bien tu negocio, explicarles un plan de retorno de la inversión y de rentabilidad, y hacerles ver que tu startup es un negocio rentable y que ganarán dinero contigo.

Como ya sabrás existen muchas otras formas de financiación, aunque estas suelen ser las más utilizadas hoy en día. Seguramente la tendencia cambiará en los próximos años debido al gran aumento en el número de startups, por lo que te recomiendo estar al día, y no tener miedo en experimentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *